jueves, 19 de noviembre de 2009

BARRILETE O PUÑO DE MONO

Este es un nudo bastante sencillo de realizar y de bonito efecto. Con el "barrilete" se obtiene una "pelota" de cabo, que será tanto más gruesa cuanto más mena tenga el cabo que se utilice en su elaboración. El "barrilete" servirá como peso en la punta de una guía para amarra, que podrá así ser lanzada a mayor distancia. También puede servir de tope de un cabo. En algunos barcos se construyen tomadores sustituyendo la fea bola de plástico por un barrilete hecho sobre el chicote del tomador. Este nudo puede constituir un bonito adorno en tiradores de puertas, como llavero de las llaves del barco (en cuyo caso se coloca en su centro una pelota de corcho para que flote) y, en general, en mil lugares de a bordo. Dos sistema para cuando realicemos un llavero, son dejar los dos cabos sueltos y unirlos con una costura corta y el otro con el cabo libre realizar una gaza cosida, ambos para poder enganchar una anilla donde colocar las llaves. Elaboración: Existen tres métodos para realizar este nudo.

Método 1: Cuando se utiliza el método tradicional para ejecutar el "barrilete", el nudo se efectúa en dos o tres pliegues. Las ilustraciones muestran aquí un nudo de dos pliegues, pero las instrucciones pera efectuarlo con tres pliegues son exactamente las mismas. Si lo desea, un peso o núcleo puede insertarse en le paso 3. El nudo precisa ser cuidadosa y metódicamente trabajado para conseguir su forma simétrica final, y si se requiere únicamente hacerlo con un cordón, el otro debe trabajarse alrededor y ocultarlo dentro del nudo.



Método 2: Esta variante está formada por tres pliegues y con ambos finales llevados fuera del nudo. Al igual que el primer método, el nudo puede realizarse alrededor de un peso o cualquier otro objeto.



Método 3, método marinero: Se forman tres vueltas con el cabo. Se toma el chicote y se dirige en sentido perpendicular, cruzando a las tres vueltas con el cabo. Se toma el chicote y se dirige en sentido perpendicular, cruzando a las tres vueltas sobre las primeras, rodeando éstas. Una vez terminadas, se pasa el chicote por el interior de las vueltas dadas y se toman otras tres vueltas sobre las segundas, pero por dentro de las iniciales. Se pasa el chicote por dentro de una vuelta para inmovilizarlo y se van azocando poco a poco, con paciencia, las vueltas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada